¿Qué son los aditivos?

El objetivo general de los aditivos para aceites es modificar las propiedades de los aceites lubricantes

¿Qué son los aditivos?

 

Los aditivos son productos químicos que se mezclan con los aceites base con la intención de:

 

- Mejorar las propiedades de lubricación del aceite en todas las condiciones de funcionamiento.

- Reforzar y potenciar las cualidades positivas del aceite base.

- Reducir o erradicar las propiedades indeseables del aceite.

 

El objetivo general de los aditivos para aceites es modificar las propiedades de los aceites lubricantes para que protejan los motores de los vehículos en todas las condiciones de funcionamiento, al tiempo que reducen las emisiones y aumentan la vida útil del aceite de motor. El porcentaje de aditivos en el aceite puede variar desde unos pocos porcentajes hasta 25%. Los paquetes de aditivos se diseñan cuidadosamente para garantizar que los aceites de motor cumplan con la especificación pertinente API o ACEA y sean adecuados para su uso en todos los motores que requieran un aceite con esas especificaciones.

 

Entre los productos químicos utilizados como aditivos se encuentran los compuestos de molibdeno y los ácidos grasos para reducir la fricción, los fosfatos y los polisulfuros como agentes antidesgaste, y los antioxidantes para evitar la oxidación del aceite que provoca depósitos y su espesamiento. Los inhibidores de la oxidación y la corrosión se utilizan para evitar el ataque de los ácidos orgánicos presentes en el aceite y de los ácidos producidos como resultado de la combustión. Los detergentes, o jabones, hechos de compuestos metálicos de sodio, potasio y calcio neutralizan los ácidos, y los dispersantes mantienen los productos de la combustión y otros contaminantes en suspensión, manteniendo los motores limpios.

 

Otros aditivos mejoran el perfil de viscosidad del aceite para que, a medida que se calienta, los cambios de viscosidad se reduzcan al mínimo, asegurando una buena lubricación de arranque y conservando la viscosidad suficiente para lubricar eficazmente los motores cuando están calientes. Estos aditivos son polímeros de cadena larga y se conocen como mejoradores del índice de viscosidad. Un problema particular que se experimenta en el frío invierno es que las ceras del aceite se cristalizan y dificultan, o incluso imposibilitan, el bombeo del aceite del motor, lo que provoca fallos en el mismo. Los depresores del punto de fluidez se utilizan para reducir la temperatura a la que se cristalizan las ceras.

 

 

Buscador de aceites Acerca de nosotros Contacto Productos