Un charco de líquido que se forma bajo el vehículo a causa de una fuga de un componente del refrigerante no es una vista agradable. Cuando el sistema de refrigeración tiene una fuga, puede convertirse rápidamente en un peligro para el motor, pero si se soluciona rápidamente no tiene por que costar una fortuna.

Tapar la fuga

Si el sistema de refrigeración tiene una fuga, lo principal es encontrar el origen. ¿Se ha soltado una manguera o hay un agujero en el radiador? En la mayoría de los casos bastará con una solución sencilla y de bajo coste. El aditivo de reparación del sistema de refrigeración BIZOL Radiator Repair+ r71, ofrece una solución rápida y fiable a las fugas del sistema de refrigeración y es adecuado para su uso en todos los sistemas de refrigeración y calefacción de los vehículos.

Es muy sencillo, porque el aditivo busca las fugas, dondequiera que estén, no sólo en el radiador sino en todo el sistema de refrigeración, y luego las sella de forma segura. El uso de polímeros especiales hace que las fugas se sellen eficazmente sin riesgo de obstrucción.

Más vale prevenir que curar

Figura 1 – Indicio de una fuga en el radiador

A los primeros indicios de filtraciones o pequeñas fugas, añada una lata de BIZOL Radiator Repair+ r71. Todos sabemos que es mejor prevenir que curar, por lo que tiene mucho sentido actuar antes de que sea demasiado tarde y el coche se averíe en la carretera. Si tiene que añadir agua regularmente o siguen apareciendo gotas de refrigerante debajo del vehículo, entonces hay un problema que debe ser abordado.

Las fugas de la matriz del calefactor también pueden ser un gran dolor de cabeza, ya que a menudo es necesario desmontar todo el tablero de instrumentos para efectuar una reparación. Quitar y volver a montar el tablero para reemplazar la matriz del calefactor suele ser un trabajo complejo y algo que debe evitarse a menos que sea totalmente necesario.

Y ahí es donde BIZOL Radiator Repair+ r71 también puede ayudar, ya que puede curar las fugas menores de la matriz del calefactor sin todo ese trabajo, ahorrando mucho tiempo, dinero y esfuerzo en el proceso.

¿Cómo funciona?

En primer lugar, compruebe que no hay un gran agujero en un componente del sistema de refrigeración, nuestro producto es bueno pero no puede tapar grandes grietas, agujeros o hacer algo con una manguera desconectada. El procedimiento normal es asegurarse de que hay suficiente refrigerante en el sistema y luego simplemente verter el contenido de la lata en el radiador o el tanque de expansión.

Figura 2 – BIZOL Radiator Repair+ r71

¡Seguridad primero!

Antes de realizar cualquier trabajo en el sistema de refrigeración, debe esperar a que el sistema se enfríe por completo. Si el sistema de refrigeración ha alcanzado la temperatura de ebullición, espere al menos 15 minutos para que el vapor desaparezca y el sistema se enfríe.

El sistema de refrigeración es un sistema presurizado, por lo que nunca debe retirar la tapa de presión antes de que el sistema se haya enfriado, independientemente de que haya o no una fuga. Si retira el tapón de presión cuando el sistema está caliente, el refrigerante puede salir y quemarle.

Llene el sistema de refrigeración justo por debajo de la marca máxima y vierta el contenido de la lata.

Arranca el motor y deja que BIZOL Radiator Repair+ r71 haga el trabajo duro. Vuelva a colocar la tapa de presión, arranque el motor y déjelo al ralentí durante 10-15 minutos, luego apague y deje que el sistema de refrigeración se enfríe. Compruebe el nivel de refrigerante cuando el motor esté frío, asegúrese de que hay suficiente refrigerante en el sistema y ajústelo si es necesario.

Reparar las fugas del radiador no podría ser más fácil que con BIZOL Radiator Repair+ r71.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *