Los aceites de motor de la gama de baja viscosidad son ideales para su uso en motores de tamaño reducido, de aspiración normal y de inducción forzada que cuentan con los últimos sistemas de control de emisiones, inyección directa y sistemas de parada y arranque automáticos. BIZOL Allround 0W-20 ha sido formulado principalmente para mejorar el ahorro de combustible y reducir las emisiones de CO2 en los motores modernos, a la vez que proporciona niveles de lubricación y protección de primera calidad.

BIZOL Allround 0W-20 cumple los requisitos de las especificaciones API SP/SN Plus e ILSAC GF-6A. El sofisticado paquete de aditivos utilizado ha sido desarrollado para proteger contra el preencendido a baja velocidad (LSPI) y el desgaste de la cadena de distribución, proporcionar una mejor protección contra los depósitos a alta temperatura para los pistones y el turbocompresor y un control mucho más estricto de los depósitos de lodo y barniz.

El hecho de que Allround 0W-20 cumpla con la norma ILSAC GF-6A es muy relevante, ya que un gran número de modelos híbridos que circulan hoy en día fueron iniciados y perfeccionados por los fabricantes asiáticos.

Los aceites de baja viscosidad son intrínsecamente delgados, lo que tiene ventajas y desventajas. El uso de un aceite de baja viscosidad suele mejorar el ahorro de combustible y las emisiones en general, pero también puede provocar un mayor consumo de aceite. Los consumidores, sin embargo, pueden estar tranquilos porque BIZOL Allround 0W-20 es un lubricante que se caracteriza por mantener niveles extremadamente bajos de consumo de aceite.

BIZOL Allround 0W-20 tiene multitud de ventajas, como sus excelentes propiedades dispersantes y antioxidantes, es decir, garantiza una limpieza duradera de todos los componentes internos del motor, puede prolongar la vida útil del motor y facilitar largos intervalos de mantenimiento.

Desde la aparición de la cadena cinemática híbrida, el volumen de ventas de vehículos híbridos no ha dejado de aumentar. La proliferación de los vehículos de bajas emisiones (LEV) ha contribuido de forma constante a una importante reducción de la contaminación atmosférica. Los LEV han marcado la mayor diferencia en el tráfico urbano, donde el índice de ciclos de arranque y parada es mayor y el ahorro medio de combustible es menor.

La mayoría de los vehículos eléctricos híbridos (HEV) y los vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV) ofrecen una excelente flexibilidad y pueden cargarse utilizando una fuente de alimentación doméstica de la red eléctrica normal. La sencillez de su funcionamiento ha dado lugar a una amplia aceptación. Además, los gobiernos han fomentado la adopción de vehículos híbridos ofreciendo subvenciones y exenciones fiscales a los posibles compradores. En estas condiciones, es evidente que los vehículos que utilizan este sistema de propulsión alternativo se han convertido en una opción «verde» muy popular.

Sin embargo, la aparición de la cadena cinemática híbrida ha traído consigo su propia serie de problemas. Los fabricantes de lubricantes, por ejemplo, han tenido que encontrar formas de afrontar los nuevos retos asociados a las configuraciones híbridas. Las normas de emisiones cada vez más estrictas y los cambios en los modos de funcionamiento del motor han hecho necesario un replanteamiento radical de las fórmulas de los aceites para contrarrestar el mayor desgaste y las condiciones de funcionamiento más duras que han provocado estos cambios.

Todos estos factores se tuvieron en cuenta a la hora de formular BIZOL Allround 0W-20, lo que significa que se equipó desde el primer día para satisfacer los requisitos especiales y las exigentes demandas de los motores de los vehículos híbridos y de los motores convencionales reducidos. En muchos híbridos, el motor se enciende y apaga repetidamente durante breves períodos. Encender y apagar continuamente el motor es el equivalente a un arranque en frío una y otra vez en un vehículo con una cadena cinemática convencional.

Los repetidos arranques en frío se cobran un alto precio en cualquier motor, y las arduas condiciones afectan negativamente a los índices de desgaste de los motores, tanto en las cadenas cinemáticas convencionales como en las híbridas. Sin embargo, la necesidad de contrarrestar estos efectos adversos también ha aportado importantes beneficios a los motores de combustión interna convencionales, ya que la calidad de la lubricación ha mejorado notablemente.

BIZOL Allround 0W-20 ha sido formulado para ajustarse como un guante a este exigente perfil de requisitos con su paquete especial de aditivos. Tiene propiedades de baja fricción y proporciona rápidamente una película lubricante fiable, incluso en condiciones de funcionamiento difíciles. Su excelente perfil de viscosidad significa que el aceite puede proporcionar una protección inmediata contra el desgaste, lo que, a su vez, favorece un funcionamiento suave y una larga vida útil del motor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *